Apuntes sobre la receta de Tarta de Manzana y Pera.

No hay muchas cosa que se puede decir sobre la preparación de esta tarta porque como ya lo has visto es facilísima. Pero algunas diré. 😉

Las pasas las puedes poner o no a la tarta. Es opcional. Yo pongo un puñado porque en casa nos gustan mucho. También puedes poner unos pocos arándanos disecados (y previamente remojados).

Las manzanas que mejor van para hacer la tarta son de sabor agridulce. Pero ya sabes, con lo que tienes a mano te va a salir bien.

Si quieres que la tarta te salga con más sabor y con más consistencia, sustituye la leche por nata líquida. La que es para cocinar va muy bien. También puedes poner mitad y mitad.

Para hacer la masa tan solo hay que poner todos los ingredientes en un recipiente, mezclarlos y dejar la masa obtenida en reposo al menos media hora (o toda la noche, como dije mas arriba).

El reposo es necesario para que todos los ingredientes se desarrollen, se compenetren y se “haga” la masa.

A lo mejor te has fijado que esta masa es como la de los creps pero con mayor cantidad de harina.

Pienso que esta tarta es un invento genial de alguien que un día se cansó de estar horas en la cocina haciendo los creps uno a uno, el relleno de los creps, luego rellenándolos y envolviéndolos. Así que lo puso todo junto en un molde, lo metió al horno y obtuvo un resultado realmente fantástico!

Si te gustan los creps, esta tarta de manzana y pera te va encantar.

Por ser tan sencilla, aromática y riquísima esta tarta de manzana y pera es como una varita mágica que puede convertir tus desayunos, meriendas, comidas y cenas en un momento muy especial y con un esfuerzo mínimo.

 

Espero que disfrutes mucho.

Un saludo!

Add to Favourites