Esta tarta es el resultado de abrir la despensa y proponerme preparar algo dulce con lo que tenía en casa. El resultado fue una tarta de éxito: salió tan lograda y con un carácter tan propio que mi esposo insistió en que la compartiera con vosotros.

Me dijo:

– “Te ha salido demasiado buena esta tarta de chocolate blanco. Por favor, tienes que subirla al blog para que los demás también la puedan disfrutar”.

Imaginaos si está buena que hoy es la tercera vez, en dos semanas, que la preparo.

Apuntes sobre la receta.

El bizcocho de esta tarta se prepara con huevos, azúcar, muy poca harina, Maizena y con cacahuetes molidos. Notas el sabor de los cacahuetes pero ¡no están!…es muy chulo.

La Maizena combinada con harina le dará al bizcocho una mayor esponjosidad que sí utilizáramos sólo harina.

Para que el bizcocho suba y luego no baje, vamos a hornearlo en el molde sin untarlo. De esta manera, a la hora del horneado, el bizcocho se agarrará a las paredes del molde. Trepará pero no podrá bajar.

Después del horneado, lo vamos a poner en una rejilla boca a bajo, como si de un “angel food” se tratara, 2-3 horas para que se enfrié bien y se asienta.

Utiliza un molde desmontable de 18-20 cm de diámetro y 5-6 cm de altura. De silicona no sirve.

El bizcocho saldrá muy jugoso y muy delicado. Para cortarlo utiliza un cuchillo bien afilado o este artilugio. Pon debajo un plato para recoger las migas y adornar con ellas la tarta.

La crema es una ganache de chocolate blanco (muy rica). Después de enfriarla (primero a temperatura ambiente y luego al menos 2 horas en la nevera) la montamos a máxima potencia durante 2-3 minutos: como si se tratara de nata.

Se monta con facilidad pero si no está bien enfriada (si ha estado menos de 2 horas en la nevera) a lo mejor no consigues montarla. En ese caso: métela 15-20 minutos al congelador y vuelve intentarlo.

Ingredientes:

Bizcocho

4 huevos
80 g de cacahuetes
40 g de harina
20 g de Maizena
120 g de azúcar

Crema de chocolate blanco

200 ml de nata para montar 35% M.G.
75 g de chocolate blanco

También

mermelada de higos
unos higos para adornar

Para 6-8 personas

Explicación, paso a paso:

En un cazo ponemos a calentar la nata.

tarta-chocolate-blanco-1

Troceamos el chocolate.

tarta-chocolate-blanco-2

En cuanto la nata rompa a hervir, la apartamos del fuego y añadimos el chocolate.

tarta-chocolate-blanco-3

Removemos (preferible con un a varilla de mano) hasta completa disolución del chocolate. Tapamos (para que no se nos forme la costra) y dejamos que se enfríe.

tarta-chocolate-blanco-4

Encendemos el horno a 180C con calor arriba y abajo.

Si los cacahuetes son salados, los ponemos en un colador para quitarles el exceso de sal (un puntito de sal en el bizcocho tiene su gracias).

tarta-chocolate-blanco-5

Los molemos con un molinillo de café lo más fino posible (cuando están molidos muy fino, forman un bloque).

tarta-chocolate-blanco-6

Añadimos a los cacahuetes harina con Maizena.

tarta-chocolate-blanco-7

Con ayuda de un tenedor mezclamos todo, hasta obtener una miga homogénea. Reservamos.

tarta-chocolate-blanco-8

En un bol montamos las 4 yemas con 80 g de azúcar durante 3-5 minutos a máxima velocidad.

Empezamos así:

tarta-chocolate-blanco-9

Terminamos así:

tarta-chocolate-blanco-10

Montamos las claras.

Empezando con velocidad baja y subiéndola paulatinamente hasta la máxima.

tarta-chocolate-blanco-11

En cuanto las varillas de la batidora empiecen a dejar las marcas, añadimos el zumo de limón y montamos unos 10-20 segundos.

tarta-chocolate-blanco-12

Añadimos el azúcar restante.

tarta-chocolate-blanco-13

Montamos 1 minuto más y paramos.

tarta-chocolate-blanco-14

Añadimos las yemas montadas.

tarta-chocolate-blanco-15

Mezclamos despacio y con movimientos de abajo arriba: hasta que toda la mezcla sea de un solo color.

tarta-chocolate-blanco-16

Con un tamiz de agujero grande tamizamos cacahuetes molidos con harina.

tarta-chocolate-blanco-17

Mezclamos con sumo cuidado y con movimientos de abajo arriba hasta dejar de ver las partículas descubiertas.

Ponemos la masa en el molde, la alisamos y la horneamos a 180C 35 minutos en la primera altura desde abajo. Pasados 30 minutos apaga el horno y deja allí el bizcocho, 5 minutos.

tarta-chocolate-blanco-18

Enfriamos el bizcocho.

(Miramos si la ganache se enfrió para meterla a la nevera)

tarta-chocolate-blanco-19

Con ayuda de un cuchillo para comer, con mucho cuidado, separamos el bizcocho del molde.

tarta-chocolate-blanco-20

Lo cortamos en tres círculos.

tarta-chocolate-blanco-21

tarta-chocolate-blanco-22

Montamos la crema.

tarta-chocolate-blanco-23

El circulo de abajo lo untamos con mermelada de higos.

tarta-chocolate-blanco-24

Los dos restantes con crema de chocolate blanco.

tarta-chocolate-blanco-25

Antes de degustar, dejamos la tarta en reposo, en la nevera, al menos un par de horas (aunque lo ideal es esperar toda la noche).

tarta-chocolate-higos

¡Nos ponemos el cinturón y nos preparamos a comer algo demasiado rico!

¡Buen provecho!