La acedera (rumez acetosa) aparece en los prados cuando llega la primavera. Son unas hojas muy tiernas con un sabor un pelín ácido.

Después del largo y frió invierno, de tantas horas de oscuridad, después de 4-6 meses de paisajes en blanco y negro, después del agotamiento de las reservas de otoño, llega tierna, sabrosa, jugosa y VERDE acedera para dar color a nuestra mesa y a nuestro cuerpo.

Sí. La acedera es portadora de un alto contenido de vitamina C, tan demandada por nuestro organismo después del invierno.

En Europa de Este, preparar la sopa de acedera, es como celebrar un ritual para dar la bienvenida a la primavera.

Como es la segunda primavera que vivimos en Asturias, también es la segunda temporada que aprovecho la época de la acedera a tope. Una vez a la semana mínimo preparo la sopa de acedera para mi pequeña familia.

Mi marido, hasta que la probó, decía que su sopa preferida era la “Tom kha kai” (una tailandesa, también es una de mis preferidas, mas adelante os pondré la receta). Ahora dice que la de acedera ha ocupado el puesto número 1 en su ranking de sopas.

Un puesto muy merecido para una sopa de ingredientes perfectamente conjugados y de sabor muy equilibrado.

Teniendo en cuenta que no todos podéis conseguir la acedera el otro día, pensando en vosotros,hice, una versión de esta sopa pero con espinacas. La acidez que nos ofrece la acedera la simulé añadiendo 3 cucharadas de zumo de limón. El resultado ha sido buenísimo.

Aunque sí os recomiendo encarecidamente conseguir la acedera y preparar la sopa en su versión clásica para apreciar todos sus matices.

Si no te gustan las espinacas, puedes probar a prepararla con acelgas, berzas o con otra verdura que se te ocurra de repente. Quien sabe, tal vez obtengas algo interesante.

¡Experimentad amigos!

Apuntes sobre la receta

La tendencia a preparar los asados de carne con manojos de hierbas aromáticas pero las verduras prepararlas, simplemente, cocidas o a la plancha y sin nada, se escapa de mi comprensión y lógica.

La carne es un producto muy autosuficiente e individualista. Si de repente le domina alguna hierbita, se revela y ofrece lo peor de si. Y es por eso por lo que a la gente no les gustan las hierbas aromáticas. Tienen miedo de que les estropeen la comida.

A la carne le gusta mucho que la subrayen, que resalten sus virtudes y su brillo con cuidado y delicadez. Le gusta que respeten su carácter.

La verduras, sin embargo, son almas colectivas. Les encanta formar parte de grupos de los más variados y coloridos.

La sopa de acedera pertenece justamente a unos de estos grupos que han triunfado y que se mantiene en la cima.

La base de esta sopa debería de ser, en principio, un caldo de carne.

Yo la voy preparar con simple agua para realizar una versión vegetariana de la sopa para que la puedan disfrutar los comehierbas vegetarianos.

De esa manera también los carnívoros podrán descansar de carne, pero comiendo rico.

Si de repente la prefieres hacer con caldo de carne, simplemente tienes que hacer un caldo con tu carne favorita y luego seguir la receta.

Sobre el corte de verduras:

Se puede diferenciar a un cocinero de verdad de un aficionado viendo cómo corta la
verdura.

Un cocinero de verdad no la maltrata. La corta bonito, con cariño y respeta los tamaños de corte que son adecuados para cada verdura y cada plato.

Los maestros indiscutibles en este tema son los chinos.

Los chinos saben muy bien —¡y nadie aun ha conseguido confundirles!— que lo principal en la cocina es la técnica del corte y cocción de los alimentos.

Tras eso, en primer lugar, está la frescura de los alimentos y, en el segundo, la calidad de los alimentos. Un cocinero que domine esos pasos, puede preparar un manjar de cualquier alimento “vulgar” (aunque yo no conozco ningún).

Así que la cebolla la cortamos en cuadraditos muy pequeños (brunoise), con cariño y sin machacarla. Recuerda que queremos impresionar (a quien sea, o incluso a nosotros mismos) con el resultado final.

La zanahoria la vamos a rallar con un rallador de agujeros grandes. Vamos a obtener unas tiritas que son perfectas para sofreír y que nos suelten ese pigmento dorado que tienen.

La acedera (o la espinacas, etc.) la vamos a cortar en tiritas de 0,5 cm.

Perejil y eneldo (trata de conseguirlo) lo picamos, al principio, muy fino pero luego, a diferencia de las verduras, lo machacamos con cuchillo hasta que empiecen a soltarnos su jugo, su esencia. De esa manera nos van a aromatizar la sopa pero a la hora de comerla ni los vamos a ver.

Perejil, también tiene mucha vitamina C , así que pon un manojito generoso.

Las patatas las pelamos concienzudamente. Les quitamos todos los “ojos” y “moratones” para que nos queden totalmente blanquitas. Luego las cortamos en cuadraditos de 1,5 cm.

El ajo lo cortamos en cuadraditos diminutos o lo pasamos por el “prensaajos”.

Aunque para esta sopa prefiero el ajo cortado a mano.

Añadir al final de la cocción ajo crudo finamente picado es una técnica ucraniana muy recomendable. Después tienes que cerrar la olla y esperar unos 5 minutos para que el ajo se desarrolle. ¡Ya veras qué aroma! (mucho mas fino y apetitoso que el que desprende el ajo frito).

Ingredientes:

2 litros de agua
1 hoja de laurel
1 puerro o 1 cebolla
1 zanahoria mediana
2 patatas medianas tirando a grandes
150 g de acedera
4-5 champiñones
3 huevos
1 manojito de perejil y eneldo
1 diente de ajo
aceite
sal
pimienta negra

Explicación, paso a paso:

Ponemos a hervir agua con hojita de laurel.

sopa-acedera-1

Pelamos el puerro (o la cebolla), lo picamos en cuadraditos. Reservamos.

sopa-acedera-2

Pelamos la zanahoria.

sopa-acedera-3

La rallamos y la reservamos.

sopa-acedera-4

Pelamos la patata.

sopa-acedera-5

La cortamos en cuadrados y la ponemos a cocer en agua hirviendo unos 12-15 minutos.

sopa-acedera-6

Lavamos la acedera ( o las espinacas)…

sopa-acedera-7

…y cortamos en tiras. La reservamos.

sopa-acedera-8

Ponemos a fuego la sartén con aceite.

sopa-acedera-9

En cuanto se caliente añadimos el puerro y lo sofreímos.

sopa-acedera-10

Cuando el puerro se ponga doradito, añadimos zanahoria.

sopa-acedera-11

Sofreímos todo 2-4 minutos y apartamos.

sopa-acedera-12

Lavamos y laminamos los champiñones.

sopa-acedera-13

Una vez que pasaron 12-15 min y la patata ya esta cocida, añadimos la acedera.

sopa-acedera-e

Añadimos champiñones.

sopa-acedera-14

Salamos.

sopa-acedera-15

Ponemos a cocer los huevos unos 10 min.

sopa-acedera-16

Añadimos el sofrito, removemos y apartamos la olla del fuego.

sopa-acedera-17

Ahora añadimos el zumo de limón (si hacemos con la acedera no hace falta poner zumo de limón),…

sopa-acedera-18

…la pimienta negra,…

sopa-acedera-19

…el ajo finamente picado y tapamos la olla.

sopa-acedera-20

Quitamos los rabitos al perejil y eneldo.

sopa-acedera-21

Lo picamos finamente.

sopa-acedera-22

Machacamos hasta empezar ver su jugo.

sopa-acedera-23

Lo echamos dentro de la olla.

sopa-acedera-24

Pelamos los huevos y los añadimos a la sopa.

sopa-acedera-25

La sopa de acedera se sirve con una cucharada de nata fresca (que en los supermercados-el corte ingles,club gourmet del corte ingles, mercadona- suele estar en los frigoríficos, en la sección de lácteos)

¡Qué aproveche!

P.D. Los huevos que puse son de las gallinas de mi esposo.¡Fijaos que amarillos que son! Ademas riquísimos.