Lo prometido es deuda y aquí os traigo la salsa de tomate para la pizza ideal.

Una buena masa es sólo medio camino hacia la pizza perfecta.

Una salsa de tomate muy aguada, muy ácida o muy grasienta puede estropear la pizza en un pis-pas.

Apuntes sobre la receta.

Después de muchas pruebas, he dado con la salsa de tomate adecuada para la pizza. Es cremosa, aromática y dulzona en su justa medida, casi como suele ser un tomate madurado en la planta y que es bañado por el sol en abundancia.

Para su elaboración no vamos a necesitar la sartén porque todos los ingredientes van sin el tratamiento térmico.

Utilizaremos tomates enteros, que se venden enlatados, y que suelen ser de variedad tomate-pera (que junto con los cherrys son los más adecuados para la elaboración de las salsas de tomate, por ser carnosos y de acidez moderada).

Yo no quito las semillas de los tomates porque al pasarlos por la batidora se trituran muy bien.

Pero sí los dreno, y con ahínco, dejando sólo la pulpa.

De esta manera obtendremos una salsa de tomate muy cremosa que envuelve la masa, sin mojarla, y que permitirá que se cosa, perfectamente, incluso la capa de la masa que está justo debajo de la salsa.

En la receta pongo que van 2 cucharaditas de azúcar y 1/4 cucharadita de sal.

Te recomiendo que, para empezar, pongas una cucharita de azúcar y una pizca de sal. Prueba un poquito, si ves que la acides es muy pronunciada, añade más azúcar, si ves que está sosa, añade otra pizca de sal.

Para orientarte: imagínate que estas comiendo un tomate, de los buenos, tipo Raf con un poquito de sal y aceite de oliva, y ve dirigiendo tu salsa hacia ese sabor.

Te habrás fijado que en el titulo puse “la mejor pizza del mundo”.

Sé que, tal vez, suena un poco “chulesco” pero quise llamar la atención porque te juro que esta pizza es espectacular.

Ingredientes:

Salsa de tomate

1 lata de tomates enteros pelados en su jugo de 390 g
2 cucharaditas de azúcar
1/4 de cucharadita de sal
2 cucharadas de aceite de oliva del bueno
2 pizcas de pimienta negra molida
2 pizcas de orégano seco

Relleno de pizza

salsa de tomate
queso ahumado
jamón asado (como el que hice el otro día)
rúcula

La masa

125 g de harina
90 ml de agua templada
7 g de levadura fresca
1/4 de cucharadita de azúcar
1/4 de cucharadita de sal
1 cucharada de aceite de oliva

Explicación, paso a paso:

Preparamos la masa tal como lo explico en este post.

Mientras que esté reposando 30-40 min elaboramos salsa de tomate.

Quitamos a los tomates los “culitos” y los cortamos en dos.

salsa-tomate-pizza-12

Los ponemos en un colador y, con ayuda de una cuchara, los apretamos uno a uno para quitarles casi todo el agua.

salsa-tomate-pizza-11

Una vez drenados los ponemos en un bol y añadimos azúcar.

salsa-tomate-pizza-10

Añadimos sal.

salsa-tomate-pizza-9

Añadimos pimienta negra y orégano ( el orégano, antes de añadir lo desmenuzamos bien entre los dedos).

salsa-tomate-pizza-8

Añadimos aceite de oliva.

salsa-tomate-pizza-7

Trituramos todo hasta conseguir una salsa de consistencia homogénea.

salsa-tomate-pizza-6

¡Hecho!

salsa-tomate-pizza-01

Untamos con aceite el molde y estiramos la masa que ya nos ha subido (mirad que bonita es):

salsa-tomate-pizza-5

Ponemos la salsa de tomate.

salsa-de-tomate-pizza-12

Ponemos los ingredientes sobre la masa y la horneamos 10-15 min a 250C (en el horno previamente calentado 20 min)

salsa-tomate-pizza-4

¡Que aproveche!

salsa-tomate-pizza-3