Mi esposo cuando probó este risotto de jamón, entro en éxtasis. Es… ¡increíble!

No lo dudes, hazlo y triunfarás seguro. Hoy hemos disfrutado mucho comiéndolo 🙂

Apuntes sobre la receta.

El vino tiene que estar equilibrado y con un aroma agradable. Un buen crianza o reserva serían buena opción.

Pon el queso manchego el que más te guste.

Sería maravilloso que el jamoncito fuera ibérico. Yo puse un jamón serrano normal y quedó increíble pero, si puedes gastar un poco más de dinero, creo que el de Teruel iría muy bien aquí.

La rúcula da un punto muy interesante al risotto.

Risotto de jamón, queso manchego y rioja

Ingredientes:

400 g de arroz arbório
1-1,1 l de caldo de pollo
1 cebolla mediana
1 zanahoria mediana
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
25 g de mantequilla
150 g de vino tinto
100 g de queso manchego rallado
100 g de jamón
50 g de rúcula

Para 4 personas

Explicación, paso a paso:

Picamos la cebolla en cuadradaditos del tamaño de un grano de arroz.

Pelamos y rallamos la zanahoria.

risotto-jamon-11

Cortamos en tiras el jamón y lo depositamos en una fuente que se pueda meter en el horno.

risotto-jamon-9

Troceamos la rúcula.

risotto-jamon-10

Ponemos a calentar el caldo y lo mantendremos caliente durante todo el proceso de preparación del risotto.

En una cazuela, o una sartén, ponemos aceite, mantequilla y cebolla. A fuego medio pochamos la cebolla hasta que se vuelva transparente y blandita. Añadimos la zanahoria.

risotto-jamon-7

Rehogamos un par de minutos y añadimos el arroz.

risotto-jamon-6

Rehogamos durante 30 segundos y añadimos el vino.

risotto-jamon-5

Luego cocinamos el risotto tal y como lo explico en esta otra entrada.

Cuando falten 5 minutos para que termine de hacerse el risotto, encendemos el grill del horno y tostamos el jamón ligeramente.

risotto-jamon-8

Una vez hecho el risotto, lo dejamos en reposo 1 minuto y añadimos el queso. Removemos y servimos.

risotto-jamon-4

Por encima, ponemos el jamón tostado y rúcula.

risotto
risotto

Y aquí está nuestro risotto de jamón. ¡Buen provecho!