Repollo gratinado. Hoy vamos a preparar esta espectacular receta de repollo gratinado. Es un plato muy rico y muy apetecible.

Apuntes sobre la receta.

En verano hay unos repollos muy buenos: muy jugosos y muy crujientes. Elije uno que esté bien fresco, con hojas tiesas y de color verde.

Para preparar esta receta hace falta un repollo de tamaño normal, aproximadamente  de 1 kilo de peso.

Ingredientes:

1 repollo
1 cebolla
2 dientes de ajo
150-200 ml de vino blanco
200 ml de nata liquida
2-3 ramita de tomillo fresco o 2-3 pizcas del seco
1 pizca de nuez moscada
sal
pimienta negra molida
aceite de oliva

Explicación, paso a paso:

En una cazuela ponemos a calentar agua con sal. Preparamos para tener a mano otra cazuela con agua muy fría.

Cortamos el repollo en 8-10 trozos. Lo cortamos de tal manera que trozo quede sujetos por una parte de tallo central.

repollo-gratinado-salsa-10

En cuanto el agua rompa a hervir añadimos el repollo y cocemos durante unos 2-3 minutos.

repollo-gratinado-salsa-9

Lo sacamos y enseguida sumergimos en agua fría para cortar la cocción.

repollo-gratinado-salsa-8

Lo retiramos y lo secamos.

Cortamos la cebolla con el ajo y lo doramos en aceite.

Añadimos hojitas del tomillo y pimienta negra molida.

repollo-gratinado-salsa-7

Removemos y añadimos el repollo.

repollo-gratinado-salsa-6

Rehogamos 4-5 minutos y añadimos el vino.

repollo-gratinado-salsa-5

Pasados 3 minutos añadimos nata, nuez moscada y sal.

repollo-gratinado-salsa-4

Removemos y pasamos el repollo con salsa a una fuente.

repollo-gratinado-salsa-11

Horneamos a 180C durante 20-30 minutos.

(Recuerda que el horno ha de estar precalentado durante 20 minutos)

Últimos 5-10 minutos lo ponemos debajo del grill.

repollo gratinado con salsa de vino blanco y nata
repollo gratinado con salsa de vino blanco y nata

Nosotros lo hemos comido con unas patatitas de nuestro huerto y unas chuletas de sajonia.

repollo-gratinado-salsa-01

¡Increíble!

El otro día leí en una revista culinaria que la inaceptación del olor y del sabor del repollo se debe… ¡a la genética de la persona!

Las hojas del repollo contienen feniltiocarbamida (PTC): un compuesto ligeramente amargo que producen las plantas para protegerse de los herbívoros.

Muchos animales detectan PTC. Y los humanos también tienen esta capacidad pero no todos.

La tercera parte de los habitantes de Europa, y un poquito más que la tercera parte de los habitantes de África y de Asia, son portadoras del gen TS2R38. Los investigadores detectaron este gen en los huesos de los neandertales. El antepasado del homo sapiens lo necesitaba para diferenciar las plantas comestibles de las plantas venenosas.

Con el paso de tiempo la mayoría de las personas han perdido esta capacidad pero la minoría… ¡no soporta el repollo ni a un kilómetro!

Yo, amigos, amo, adoro, ¡venero el repollo! Porque es jugoso, es crujiente, es sabroso, es saludable… es simplemente maravilloso.

A mi esposo antes solo le gustaba el repollo preparado como una ensalada americana de col (es curioso pero mucha gente piensa que col y repollo son dos verduras diferentes).

Pero cuando lo probó preparado con la receta de hoy, repitió. Le encantó.