La mayonesa que utilizo es la casera (para ver como hacerla pincha aquí) pero también va muy bien la de marca Hellman’s.

Apuntes sobre a receta.

En principio, la ensaladilla rusa se prepara con alguna carne, que en la mayoría de los casos es carne cocida de pollo o de ternera.

Pero en los tiempos soviéticos, donde hubo presente un déficit de alimentos, se desarrolló la costumbre de prepararla con un embutido que es parecido a una salchicha grande.

Y es así como la prepara la gran mayoría de la gente, yo incluida, hasta el día de hoy. La ensaladilla con ese embutido sale muy rica.

Aquí, lo más parecido a este embutido es flieschwust, un embutido alemán que venden en los supermercados alemanes y en “El corte inglés”. Es el que utilizo para la ensaladilla rusa. Pero a veces, si no tengo este embutido, empleo salchichas ahumadas alemana grandes.

También, en muchas ocasión preparo la ensaladilla a la española, es decir con atún de lata.

Los pepinillos que compro para poner a la ensalada son los agridulces. Son muy ricos y los puedes encontrar en muchos supermercados pero también puedes emplear los pepinillos en vinagre o las aceitunas o, incluso, unas alcaparras. Tanto pepinillos agridulces como los que vienen en vinagre, las aceitunas y las alcaparras se encargan de aportar a la ensalada un punto ácido. Así que elige el ingrediente el que más te guste o el que tengas a mano.

Ahora hablaremos sobre las verduras.

Los guisantes, amigos, tienen que ser de lata. La ensaladilla queda más rica con los de lata que con los congelados.

Las patatas y la zanahoria tienen que estar previamente cocidas enteras, con piel (!) y ya luego peladas y cortadas. Las patatas preparadas de esta forma conservan todo su sabor (es muy diferente que el tiene la patata cocida pelada) y, lo más importante, las vitaminas.

El secreto y éxito de mi ensaladilla reside en cómo corto las verduras. Las patatas, los huevos y el embutido lo corto en cuadraditos de 0,5 cm; la zanahoria, los pepinos agridulces y la cebolla en 0,2 cm – 0,3 cm.

Es decir, los ingredientes de sabor más fuerte se cortan en cuadraditos más pequeños. De esa forma el sabor de la ensaladilla es mucho más equilibrado.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta en el camino hacia la ensaladilla perfecta es la cantidad de la mayonesa empleada. Se debe poner la cantidad justa de mayonesa, con que los ingredientes se peguen entre si es suficiente. Si en vez de aderezarla la bañamos con mayonesa, su sabor sufrirá detrimento y también nos saldrá muy calórica.

En los bares por ejemplo ponen mucha mayonesa para aumentar su volumen y para disimular la poca cantidad de atún y huevos que lleva.

Se debe  dejar un pelín sosa porque después del reposo, los ingredientes que llevan sal la soltaran.

La ensaladilla rusa antes de consumirla hay que dejar en reposo por lo menos dos-tres horas para que los ingredientes se compenetren y asi se desarrolle el sabor.

Espero que disfrutes mucho. Cualquier duda, pregúntame en los comentario.

¡Qué aproveche!

¡Un saludo!

Add to Favourites