Tengo un libro en el que se presume que se recogen las mejores recetas de repostería de cada país. A España la representan con el roscón de reyes, los churros, el brazo de gitano, el pastel de almendras y el pastel de vainilla típico español. Pregunté en Facebook a la gente si conocían este último pastel y las respuestas fueran negativas. Nadie lo había comido nunca. ¡Misterio! ¿De qué país habían sacado esta maravilla entonces?

La receta me enamoró desde el primer instante. Lleva mazapán, almendra, vainilla, chocolate, ralladura de limón… en fin, muy española y muy lujosa. Este pastel debía ser sacado a la luz e investigado. Y como de pequeña la KGB la tenía al lado del colegio… me puse a ello.

Así que hice el pastel. Me encantó, disfruté enormemente degustándolo. Es muy, muy bueno.

Lo situaría en la copa del mundial de pasteles junto al Dundee cake y a Stollen (próximamente pienso prepararlos para vosotros).

Apuntes sobre la receta

Preparar este pastel de vainilla no es difícil pero sí que requiere tiempo.

Hemos de preparar el mazapán, el pastel, esperar a que se enfrié el pastel y cubrirlo con mermelada, mazapán y chocolate. Se puede hacer todo en un día pero yo lo hice tranquilamente, durante dos días.

El primer día preparé el mazapán (para la elaboración del pastel y para la rosa de adorno) y al día siguiente hice el pastel y la rosa.

He hecho unos pequeños cambios en la receta que encuentro muy acertados. Reduje la cantidad de la ralladura del limón (para que no hiciera desaparecer el resto de sabores) y la cantidad del chocolate- de 80g a 60g. La próxima vez que haga este pastel no le pondré el chocolate dentro. Con la cobertura de chocolate, para mi gusto, es suficiente. El bizcocho por si sólo es increíble.

La tecnología es la de siempre: montar, mezclar y hornear. Así que vamos a ello: en la vida hay que plantar a un hijo, tener un libro y comerse este pastel.

Ingredientes:

Pastel

60 g de chocolate troceado
ralladura de 1/2 limón
50 g de almendra molida
110 g de harina
50 g de mantequilla
150 g de mazapán
150 g de azúcar
2 ramas de vainilla
6 yemas de huevo
5 claras de huevo

Cobertura

50 g de mermelada (yo usé la de higos)
200 g de mazapán
100 g de chocolate
60 g de mantequilla

Para 8 personas

Molde de 24 cm de diámetro.

Explicación, paso a paso:

Preparamos el mazapán.

Partimos el chocolate en trozos no muy pequeños, de medio centímetro más o menos. Para que a la hora del horneado no vaya a derretirse dentro del pastel y teñirlo de marrón.

pastel-vainilla-4

El molde lo untamos con mantequilla y lo espolvoreamos con harina.

pastel-vainilla-7

Preparamos la ralladura de limón.

pastel-vainilla-8

Sacamos las semillas de las ramas de vainilla.

pastel-vainilla-5

pastel-vainilla-6

Separamos las claras de las yemas.

pastel-vainilla-9

En un bol, ponemos mantequilla, mazapán, semillas de vainilla 1 yema y 50 g de azúcar.

pastel-vainilla-10

Batimos. Un vez que estén todos los ingredientes integrados vamos añadiendo, una a una el resto de yemas.

pastel-vainilla-11

Después de añadir todas, batimos la masa, a máxima potencia, 4 minutos más hasta obtener una crema como esta:

pastel-vainilla-12

En un bol, a máxima potencia montamos las claras. Cuando las varillas empiecen a dejar marcas, añadimos el azúcar restante. Montamos 1-2 minutos más y paramos.

pastel-vainilla-13

Añadimos a las claras la masa de las yemas.

pastel-vainilla-15

Con mucho cuidado y con movimientos de arriba abajo mezclamos hasta que la masa se vuelva de un sólo color.

pastel-vainilla-16

Tamizamos la harina.

pastel-vainilla-17

Añadimos almendra molida, ralladura de limón, chocolate e, igual que antes, con mucho cuidado, removemos.

pastel-vainilla-18

Ponemos la masa en el molde y alisamos la superficie con una cuchara.

pastel-vainilla-19

Horneamos el pastel a 190C durante 40-50 minutos en el horno (precalentado 20 minutos). Para comprobar si esta listo, lo pinchamos en el centro con un palillo y si este sale seco, entonces lo puedes retirar el pastel del horno.

pastel-vainilla-20

Lo enfriamos, en una rejilla, boca abajo.

Una vez esté totalmente frío, lo untamos por arriba y por los lados, con la mermelada.

pastel-vainilla-21

Con un rodillo, en una mesa espolvoreada con azúcar glas, estiramos en un circulo el mazapán (si se te pega en la mesa, no pasa nada; despégalo con ayuda de un cuchillo). Ten en cuanta que con mazapán hay que trabajar seguido: no puedes, por ejemplo, estirarlo, dejarlo y ponerte a hacer otra cosa. Se seca.

pastel-vainilla-22

Cubrimos el pastel con mazapán. Las arruguitas las alisamos con los dedos. Los restos lo cortamos con un cuchillo.

pastel-vainilla-23

pastel-vainilla-24

En el microondas, en modo de descongelar, y con tiempo de 3 minutos derretimos la mantequilla con chocolate troceado. Paramos cada minuto para remover.

Cubrimos el pastel con el chocolate.

pastel-vainilla-25

Dejamos a que se enfríe y, con un cuchillo caliente, marcamos las porciones.

pastel-vainilla-26

Adornamos con una rosa de mazapán y… listo.

pastel-vainilla-2

Recomiendo prepararlo con dos-tres días de antelación. Entonces será cuando esté perfecto para comer.

pastel-vainilla-3