Dundee cake es un pastel escocés de fruta que se suele preparar para las fiestas navideñas.

Al llevar mucha fruta, previamente macerada en el ron, este pastel se conserva muy bien y durante un tiempo bastante largo. Con el paso de tiempo, el pastel sólo gana en sabor.

Después del horneado recomiendo dejarlo en reposo al menos durante 3 días. Aunque lo ideal seria 2-3 semanas. ¿Resistirás?

En el último caso hay que conservarlo en la nevera. Y, si quieres, puedes bañarlo con 1-2 cucharadas de ron cada 4-5 días (en este caso hay que meterlo en una caja de metal).

Dicen que, antiguamente en Escocia, una pareja conservaba un trozo de pastel de boda (que era como este, de fruta) hasta el día del bautizo de su primer hijo.

Hay muchas receta de pasteles de fruta y muchas recetas de “dundee cake”. Lo que diferencia los unos de los otros son las almendras que se ponen por arriba del dundee cake.

Como siempre digo, todas las recetas tiene derecho a existir.

Después de mirar y leer bastantes, he elegido la que llevaba menos mantequilla, menos azúcar y menos fruta. Os aseguro que sale un pastel riquísimo y equilibrado. ¡Este mes he hecho ya 3 dundee cake (!) Los dos primeros los he dejado reposar durante sólo 2-3 días y han salido con un sabor increíbles.

Y el otro lo abriré para desayunar el día de Navidad, que justo cumplirá 3 semanas. Lo tengo en la nevera envuelto con film transparente. No lo voy a bañar con ron. Ya os contaré que tal me ha quedado.

Este pastel es un regalo increíble.

Si se lo regalas a alguien, te amarán para siempre 😉

Apuntes sobre la receta.

Lo primero que tenemos que hacer es macerar la fruta en ron durante 1-2 días o hasta que la fruta beba el ron. El tiempo depende de como de frescas son las pasas que te han tocado.

Puedes usar pasas, fruta confitada (escarchada), cereza disecadas, etc.

A mí la fruta escarchada no me gusta mucho. Así que he usado pasas sultanas y la piel de las naranjas y de limones frescos. Ya sabes, todo el aroma de los cítricos esta en la piel.

Y no me he equivocado ni un poquito. Este conjunto da un aroma y un sabor al pastel tan increíble que puede que te desmayes de gusto.

Una vez que tengas la fruta macerada, hay que batir mantequilla con azúcar, añadir huevos, harina y mezclar con la fruta. Como ves, se hace muy fácil y bastante rápido.

El horneado sí que es un poco largo. Horneamos a 150C-160C durante 2H-2H25M, aproximadamente. Usamos la temperatura tan baja para que el pastel, se hornee bien por dentro (recuerda que lleva mucha fruta).

Ingredientes:

400 g de pasas
70 g de piel de naranja (sin la parte blanca)
70 g de piel de limón (sin la parte blanca)
50 ml de ron
6 huevos
250 g de mantequilla a temperatura ambiente
250 g de azúcar
350 g de harina
50 g de almendra molida
1 cucharadita rasa de levadura tipo royal
1/2 cucharadita de sal

100 g de almendra cruda pelada para adornar

El molde de 20 cm de diámetro

Explicación, paso a paso:

Pelamos finamente los limones y las naranjas (recuerda que necesitamos la piel sin la parte blanca, que es muy amarga).

dundee-cake-16

La cortamos en cuadraditos.

dundee-cake-15

En un tarro ponemos la piel que hemos preparado y las pasas. Añadimos 50 ml de ron y cerramos el tarro. El ron no va a cubrir la fruta (ni tiene que hacerlo), por eso de vez en cuando tumbamos el bote a un lado u a otro.

dundee-cake-14

Untamos el molde con la mantequilla y lo forramos con papel para hornear. Lo hacemos no solo para que no se nos pegue el pastel al molde. Este papel lo va a proteger para que no se reseque cuando estará reposando. La tira la cortamos 10 cm de ancho (pastel subirá) y el círculo del mismo tamaño que el fondo del molde.

dundee-cake-13

Medimos-preparamos, para tener a manos, todos los ingredientes.

dundee-cake-12

dundee-cake-11

En un bol, batimos la mantequilla con azúcar durante 8 minutos. Tiene que volverse blanquecina.

dundee-cake-10

Añadimos, 1 a uno 1, los huevos. No añadimos el siguiente hasta que la mantequilla vuelva a espesar. Una vez que has añadido todos, seguimos montando durante 3-5 minutos más.

dundee-cake-9

Tamizamos la harina, sal, levadura y, a baja velocidad de la batidora, la incorporamos todo. Añadimos almendra molida y también la incorporamos.

dundee-cake-8

Añadimos la fruta macerada y removemos.

dundee-cake-7

Ponemos la masa en el molde y en el centro hacemos una depresión. Hacemos esto para que al pastel no le crezca una panza muy grande. Como lleva arriba la almendras pues no le conviene ( hay que cuidar el tipín al pastel 😉 ).

dundee-cake-6

Metemos el pastel al horno a 150C con el calor sólo de abajo. Lo ponemos en la segunda balda contando desde abajo. Recuerda que el horno tiene que estar precalentado 20 minutos.

Pasados 40 minutos lo sacamos y ponemos por encima las almendras (se pueden poner desde el principio pero lo hago así para que no se tuesten demasiado).

dundee-cake-5

Lo devolvemos al horno, subimos la temperatura a 160C (si tu horno calienta mucho, déjalo a 150C) y lo horneamos hasta que al pincharlo en el centro con un palillo, este salga limpio.

Si de repente hueles que se está chamuscando, súbelo a una balda más arriba y baja un poco la temperatura. Si se te está tostando demasiado por arriba, tapalo con un trozo de papel de aluminio. Ya sabes, cada horno es un mundo. No dejes el pastel en el horno sin vigilancia.

Lo sacamos, lo enfriamos por completo y lo envolvemos en un film transparente hasta el día de su consumo. No quitamos el papel de hornear.

dundee-cake-4

Después de 3 días de reposo.

dundee-cake-3

Hacemos un té “Merry Christmas” que esta riquísimo (se vende en la tiendas de té en esta época) y a disfrutar.

dundee-cake-2

(Jorge y María, gracias por la visita y por regalarnos el té 🙂 )