Hay muchos tipos de harina pero las mas comunes —las que mas solemos usar en los hogares y las que encontramos habitualmente en los supermercados— son la harina floja (la normal) y la harina de fuerza.

La harina floja suele ser la mas barata y la harina de fuerza cuesta normalmente el doble ¡o más!

La harina floja contiene poco gluten y va muy bien para rebozar, para espesar salsas, para hacer bizcochos.

La harina de fuerza contienen mayor cantidad del gluten y va muy bien para elaborar los productos de panadería (pan, bollos), hojaldre, pasta choux etc.

La harina de fuerza también sirve para hacer ñoquis, tortitas de queso, tortitas de patatas u otras elaboraciones donde la harina cumple el papel, digamos, de pegamento.

Ósea, la harina de fuerza es para las masas que tienen que mantener bien el cuerpo y no desmoronarse.

Para hacer la pasta fresca o masa de pizza se puede usar harina floja. Si lo haces con harina de fuerza, te va a costar más trabajo luego estirarla. Pero, si estas empezando en el mundo de masas, te aconsejo que utilices una mezcla de harina floja con la harina de fuerza (60/40). Te resultará más fácil trabajar con la masa.

Tanto los bizcochos como el hojaldre son repostería, pero necesitan de harina diferente.

Aquí es a donde os quería llevar porque en los supermercados venden harina que pone en el paquete que es para la repostería. Y la pregunta es: ¿para que tipo de repostería?. ¿Es para que me haga un bizcocho o para que me haga unas milhojas (las milhojas se hacen con hojaldre)?

Si es harina de fuerza, el bizcocho hecho con ella no crecerá como es debido y no será lo suficientemente esponjoso.

pastel-vainilla-17

Y si es harina floja y te pones a hacer con ella el hojaldre, la masa se te va a deshacer casi en las manos y se te quitarán las ganas de hacer las milhojas de por vida.

En principio, si en el paquete solo pone que es harina para repostería, y cuesta barato, estamos ante una harina floja (es incluso más floja que la normal, ideal para los bizcochos).

Pero la marca Gallo, por ejemplo, vende una harina que es de fuerza y en el paquete pone que también es para la repostería. Y en ningún momento engañan. Esta harina sirve para hacer hojaldre, cruasanes, etc.

Para tener mas claro con las harinas, a parte de la información que encontramos en los paquetes, nos hemos de fijar también en los precios.

Y otra cosa, la harina de fuerza absorbe mayor cantidad de agua que la floja.

P.D. Una vez, un amigo se puso a hacer unos ñoquis con harina de repostería floja. Por mucho que echaba más y más harina, la masa era intratable. Se deshacía en las manos. Se disgustó tanto que no volvió a hacer los ñoquis. Espero algún dia se anime otra vez.