Apuntes sobre la receta de Judías Verdes con Tomate.

Otro día comimos fuera de casa y de primero pedí una menestra de verduras. Cuando me la trajeron me entraron ganas de llorar al ver lo que hicieron con las verduras. Las cocieron con tanto ahínco que las judías verdes se volvieron de color verde grisáseso, sus vainas estaban separadas y con los granitos desfilando por libre, los brócolis se hacían puré solo de mirarlos… Y del sabor pastoso y arenoso mejor ni hablar… en fin.

He decidido que para no tener malas experiencias con las verduras, hay que prepararlas por cuenta propia o comer en los sitios de confianza.

Compra las judías de color verde intenso y que al partirlas lo hagan con facilidad. Si ves que tienen un color blanquecino y que cuesta partirlas porque se doblan, mejor comprarlas en otro sitio.

Puedes emplear las judías de variedad que más te gusten, ya sean planas o redondas o las que son amarillas. También te sirven las judías verdes congeladas.

He utilizado los tomates enlatados porque para la época que estamos es la mejor opción. En verano, cuando hay buenos tomates y a buen precio, utilizo los frescos.

En el recetario de este blog puedes encontrar las siguientes recetas de judías verdes: judías verdes en salsa de ajo, potaje de judías verdes, judias verdes con chorizo, judías verdes rehogadas.

¡Saludos muchach@s!

Add to Favourites