Huevo duro al punto. Vivir para aprender. No te mueras sin saber cocer un huevo como lo haría un Dios.

Hace poco he aprendido cómo cocer los huevos al punto y encima ahorrando un poco la electricidad. Una forma genial de hacerlo. Así que hoy, con mucho gusto, lo comparto con vosotros.

Los huevos cocidos al punto son los que te entran por la garganta como si fueran agua. Es decir, los puedes tragar fácilmente y encima saben mucho mejor.

Con una pizca de sal, gustarán a cualquiera.

A la medida de lo posible compra los huevos de gallinas criadas en libertad.

Explicación, paso a paso:

Vamos a poner los huevos en una cazuela y a cubrirlos con agua fría. Añadimos 1 cucharadita de sal.

huevos-cocidos-al-punto-2

A fuego alto los llevaremos a ebullición.

En cuanto el agua rompa a hervir (empiece a burbujear por toda la superficie)…

huevo-cocido-3

…apagamos el fuego y a partamos la cazuela.

Dejamos los huevos reposando tal cual, en agua caliente, durante 7-8 minutos.

Pasado este tiempo los enfriamos en agua fría.

huevo-cocido-2

Los pelamos.

huevos cocidos al punto
huevo duro al punto

Como ves, estos huevos no se han vuelto azules ni un poquito.

 

Si quieres que te queden muy hechos, cuécelos un par de minutos, apaga el fuego y deja que reposen unos 10 minutos.

Los huevos duros dan mucha vida en la cocina y sirven para para prepara infinidad de platos. Se puede preparar con ellos unos platos tan apetecibles como huevos rellenos de atún, una ensalada de huevo y caballa, unos huevos gratinados con salsa aurora, una ensalada de atún con huevo, etc.

Pero también están muy ricos solos, con una pizca de sal y una rebanada de pan. Sobre todo si están hechos al punto. Así que te animo a que los prepares y disfrutes de un huevo duro como nunca antes en la vida lo has hecho.

Un saludo!