¡Qué placer es comer fruta, amigos! Sobre todo si está peladita, cortadita y aderezada con una rica salsa de chocolate.

Para que la salsa de chocolate esté rica de verdad, nos vamos a encargar de ella nosotros mismos. Ya sabes: si quieres que algo salga bien lo tienes que hacer tú mismo!

Apuntes sobre la receta.

La vamos a preparar con leche de coco y un buen chocolate. Usa el chocolate el que más te guste. Puede ser tanto el negro como el blanco.

También, si quieres, puedes añadir a tu salsa un par de cucharadas de ron o de coñac.

Puedes poner la fruta que quieras. Yo puse piña y fresas.

Si no tienes dónde comprar leche de coco, hazlo por tu cuenta, para ver cómo pincha aquí. Además, te saldrá más barata que la comprada.

Ingredientes:

200 g de chocolate
200 ml de leche de coco
1-2 cucharadas de coñac
1 cucharadita de azúcar de vainilla o de esencia de vainilla
nueces, almendras, pistachos (opcional)

Explicación, paso a paso:

Troceamos el chocolate.

En un cazo ponemos a calentar leche de coco. En cuanto rompa a hervir, apagamos el fuego añadimos el chocolate.

salsa-chocolate-7

Removemos hasta su completa disolución.

salsa-chocolate-6

Añadimos azúcar de vainilla y probamos. Si has usado chocolate negro, tal vez hará falta añadir a la salsa un poco de azúcar para que esté un poco más dulce.

salsa-chocolate-5

Dejamos a que se enfríe.

salsa-chocolate-4

Mientra tanto pelamos y cortamos la fruta. La repartimos en las copas.

salsa-chocolate-3

La aderezamos con chocolate y la espolvoreamos con nueces, almendras, etc.

блестяшки для рабочего стола

salsa-chocolate-2