Filetes rusos es un plato cotidiano y sin pretensiones pero, cuando están ricos y jugosos, pueden perfectamente competir con un buen filete. E, incluso, ganarlo.

No sé por qué en España se les llama filetes “rusos”, pues los filetes de carne picada fritos o hechos a la plancha se consumen en muchos países. Pero sí es cierto que en Rusia, igual que en Ucrania, este es un plato muy querido y consumido.

Un par de filetes rusos acompañados con puré de patatas y alguna ensalada o encurtidos es una cena muy típica en mi país. Cada anfitriona presume de tener su propia receta de filetes rusos, con algún secreto que ha descubierto a base de experimentos y que le ayuda a hacerlos diferentes a los demás: con diferente sabor, textura, relleno, cobertura, etc.

También me he dedicado a la búsqueda de mi filete ruso o “kotleta” (que es como lo llamamos nosotros). Añadía y cambiaba los ingredientes, especias, rebozados. Y he llegado a la conclusión de que lo más importante es que estén tiernos, jugosos por dentro, tostaditos por fuera y que sepan a carne… es decir que el sabor de la carne no esté enmascarado.

Se les puede añadir y cambiar todas las especias e ingredientes que quieras, siempre y cuando no disimulen el sabor de la carne sino que lo resalten.

Por ejemplo, una o dos pizcas de cominos molidos sientan fenomenal a los filetitos rusos tanto a los que están hechos con la carne de ternera como a los que están hechos con la de cerdo. Los de ternera me gusta aderezarlos con cebolla en vez de con ajo, porque el sabor del ajo predomina el sabor de la ternera y lo disimula. Sin embargo, si los preparo con carne mixta o con la de cerdo entonces utilizo el ajo: el sabor de cerdo y de ajo tienen potencia similar y cazan entre sí a la perfección.

Pero todo esto son mis observaciones, que parten de mi gusto. Y que no necesariamente tiene que coincidir con el tuyo. Lo único que quiero mostrar hoy es cómo conseguir hacer los filetes rusos, tiernos y jugosos. Las especias las decides tú. Aunque abajo dejo mi receta base, que es buenísima.

También tengo una receta muy buena de filetes rusos en salsa y una de filetes rusos hechos con carne de cerdo.

Apuntes sobre la receta de Filetes Rusos.

Conseguir hacer los filetes rusos jugosos es tan fácil como que, en vez de hacerlos con pan rallado (que en el proceso de la cocción absorbe todos los jugos de la carne y reseca el filete) añadas a la carne picada, pan duro remojado en agua y escurrido solo al 50%. Que no chorree pero que esté bien mojado. Y así no hace falta añadir, ni tocino, ni bacon, ni leche, ni mayonesa.

Otro de los requisitos es el amasado. Después de añadir a la carne picada todos los ingredientes, hay que amasarla con la mano. El tiempo que dure una canción (de duración normal) por ejemplo.

Notarás que es suficiente cuando la masa se vuelva pegajosa y empiece a formar una bola sin que tú la formes.

A la hora de freírlos no tienen que estar cubiertos con aceite. Con tal de que les llegue el aceite hasta la mitad, es suficiente. Los freímos a fuego medio-alto. Hay que darles dos vueltas por cada lado. Cuando estén medio tostaditos por los dos lados, les tiene que crecer la barriguita, tienen que hincharse un poco.

Los seguimos friendo por los dos lados un poco más y los sacamos. Pueden empezar a perder un poco de jugo pero no pasa nada. Eso es que estas haciendo todo muy, muy bien. Los filetes rusos tienen que quedar tostaditos y jugosos.

Y lo último, yo no los rebozo. No veo necesidad de hacerlo. La carne tostadita es deliciosa y me encanta. Pero tu decides.

Ingredientes para hacer Filetes Rusos:

500 g de carne de ternera o mixta
50 g de pan seco
40 g de cebolla
1 huevo
8 g de sal (me atrevo a poner la cantidad de sal porque la medí y me salieron perfectos, pero ya sabes, en tu cocina decides tú)
3 pizcas de pimienta negra (lo mismo que con la sal)

Filetes Rusos, paso a paso:

Remojamos el pan. Tanto la miga como la corteza tienen que quedar blandos.

filetes-rusos-1

Lo añadimos al bol, junto a la carne picada. Recuerda, no hay que escurrirlo del todo.

filetes-rusos-2

Rallamos la cebolla. Se integra con la carne mejor la rallada que cortada.

filetes-rusos-3

filetes-rusos-4

Cascamos 1 huevo.

filetes-rusos-5

Añadimos la sal.

filetes-rusos-6

Añadimos la pimienta.

filetes-rusos-7

Amasamos.

filetes-rusos-8

Con ayuda de un cuchara tomamos, con las manos mojadas, una porción de la masa y formamos una bola.

filetes-rusos-9

La aplastamos y la dejamos freír sobre una sartén con aceite, que previamente hemos calentado. Volvemos a mojarnos las manos y repetimos la operación. Tal vez, por comodidad, te viene bien tener un cuenco con agua al lado para mojar en él las manos.

filetes-rusos-10

¡A disfrutar!

filetes-rusos-11

(Mi marido dice que son como caramelos, que se comen solos)