Puedes acompañar el estofado de ternera tanto con patatas fritas como con patatas cocidas o con  arroz blanco o con alforfón o, simplemente, con una buena rebanada de pan recién hecho.

No sé vosotros pero yo no puedo resistirme ante un buen estofado de ternera. Ya sea verano o invierno una vez cada dos semanas en mi mesa tiene que haber un plato de buen estofado. 🙂

Apuntes sobre la receta de Estofado de Ternera.

Para preparar este estofado he utilizado el pecho de ternera. Es una carne que no es muy bonita a la vista pero es tremendamente sabrosa. Pregunta lo que opina sobre esta carne tu carnicero de confianza.

Para darle un aire fresco y novedoso a este clásico he añadido un trocito de jengibre y el resultado ha sido fantástico. Volveré hacerlo y te invito que también lo pruebes.

Utiliza un vino tinto que tenga buen aroma y sabor, uno que te gustase beber.

Vamos a necesitar tomillo. Sería bueno que lo compraras fresco pero en el caso de que no sea posible, utiliza el seco.

Si puedes, sustituye la cebolla con 3-4 chalotas. En esta ocasión no las tuve a mano y utilicé la cebolla pero me gusta más como queda con chalotas.

 

Los paso y pautas a seguir para preparar un estofado ¡10!

 

El proceso de estofar consiste en la cocción prolongada de la carne con la verduras. Es una forma de cocinar muy sencilla y fácil. Ya que el 80% del trabajo lo hace el tiempo.

Para preparar un estofado de carne tan solo hay que realizar los siguientes 4 pasos:

1. En una sartén con mantequilla y/o aceite se dora la carne troceada, salpimentada y, en ocasiones, rebozada con harina.

Gracias a este paso conseguiremos aromatizar el aceite (potenciar el sabor del estofado) y a sellar la carne.

La carne se reboza para que la salsita nos quede espesita: es una forma de introducir la harina al estofado. La verdad que considero un genio a quien inventó este truco: no hay que andar con espesantes y eso se agradece.

Pero hay que tener un cuidado especial al realizar este paso, amigos. Antes de dorar los trozos de carne rebozados hay que sacudir muy bien el exceso de harina. Con que haya una fina, translúcida capa de harina en la carne es suficiente. De lo contrario la salsa nos puede salir demasiado espesa y no es lo que buscamos.

2. En la misma sartén se rehogan las verduras. No mucho tiempo, con 5 minutos es suficiente.

Las verduras que se utilizan para preparar los estofados son, normalmente, los siguientes: cebolla, chalota, ajo, puerro, apio y zanahoria. De forma menos habitual se añaden tomate, pimiento, patatas y champiñones.

3. En una olla con fondo grueso se pone la carne con las verduras y las especias. Con un liquido se desglasa la sartén en la que se doró la carne y las verduras. La salsa obtenida se echa por encima de carne.

A ser posible utiliza la olla de hierro fundido. Este tipo de ollas reparten el calor de forma uniforme y mantienen muy bien la temperatura. Gracias a ello es más difícil que se te queme la comida. Por eso son tan ideales para preparar los estofados y guisos, platos de cocción prolongada.

El liquido que se usa para desglasar la sartén puede ser vino, agua o caldo. Por separado o mezclados entre sí.

Las especias, y las hierbas aromáticas que normalmente se añaden a los estofados son pimienta negra, laurel y tomillo. Pero aquí puedes encender tu fantasía y añadir los condimentos que crees que pueden ir bien a un estofado y así personalizarlo a tu gusto.

Por ejemplo, yo preparo un delicioso estofado de ternera con toque de bayas de enebro. También hago un espectacular estofado de ternera al curry o un maravilloso estofado de ternera con patatas con toque de salsa Perrins. En este enlace puedes ver las recetas de estos estofados.

4. A fuego bajito estofamos la carne hasta que quede tierna y melosa, alrededor de unas dos horas.

El tiempo de cocción depende de la calidad de la carne, del corte empleado y del tamaño de los trozos. Si la carne proviene de un animal joven, se cocinará antes que la que es de un adulto y tendrá el sabor más suave. Si el corte proviene de un músculo que en vida ha trabajado mucho, esta carne será más dura y necesitará mayor tiempo de cocción. Los trozos de tamaño pequeño se cocinarán antes que los grandes.

Los cortes que se emplean habitualmente para prepara estofado de ternera son los siguientes: brazuelo, morcillo, pecho y aleta. Los he puesto en orden de mi preferencia pero con cualquier de estos cortes que elijas te saldrá un estofado de rechupete. También se puede emplear en la preparación del estofado aguja de ternera, redondo o contra pero quizás te salga más económico y mejor haciendo con los primeros.

También se puede preparar estofado de pollo u otro tipo de carne como cordero o pavo.

Pues eso es todo lo que hay que hay saber sobre la teoría del estofado. Adáptala a tu gusto y medida. Inventa, crea y haz cambios. ¡Sin miedo!

Espero que disfrutes mucho y recuerda que un plato de comida rica, casera y hecha con amor da mucha felicidad, proporciona bienestar y, lo más importante, regala el sentimiento de hogar. Porque todos sabemos que una casa no se puede llamar hogar hasta que en ella no haya el aroma de comida casera, el verdor de las plantas, el ruido de los animales y el calor humano.

Add to Favourites