Apuntes sobre la receta de Cordero Guisado.

Con esta receta puedes preparar no solo la falda y la silla sino cualquier otro corte del cordero. Por ejemplo, una pierna o una paletilla cortadas en medallones de 2-3 cm de grosos quedará impresionante.

No estaría de más saber que aunque la carne de cordero se consume todo el año, es una carne de temporada. Un joven corderito primavera es un auténtico delicatessen primaveral.

El tiempo de guisado de cordero depende mucho de la calidad de la carne de cordero. Si es una carne que proviene de un animal joven, se guisará rápido y si es de un animal viejo, tardará más tiempo en cocinarse. Pero por eso no te preocupes porque con cualquiera de los dos vas a conseguir un guiso tierno y sabroso.

Lo único que tienes que hacer es cocinar la carne hasta que quede tierna (o como a ti te gusta). Y aunque yo ponga 1 h 30- 2 h es posible que tu guiso puede estar hecho un poco antes de 1h 30 o a lo mejor tarde más de dos horas. Que el tiempo indicado no te distraiga de lo importante. Y lo importantes es que la carne al final esté tierna.

La miel que recomiendo usar es la natural. Como hay diferentes tipos de miel natural y cada una tiene su particular sabor y aroma eso te da un espacio para recrearte. La miel de tomillo o de eucalipto o de brezo creo que podría dar un toque muy interesante a este guiso de cordero.

Si quieres, el agua la puedes sustituir con caldo de carne o si quieres puedes añadir un poco de vino blanco. Aunque yo sinceramente no lo haría. No veo necesidad de potenciar ni de distorsionar el sabor de un guiso que ya por si solo tiene mucho sabor y muy bueno.

Y por último como siempre aconsejo hacer guisos y estofados en una olla de hierro fundido. Eso se debe a que este tipo de olla conserva y reparte muy bien el calor por toda su superficie. Es justo lo que necesitan los platos de cocción prolongada.

Si no tiene una olla de hierro fundido, no pasa nada. Prepara el cordero guisado en la que tienes. Pero el día que te hagas con una de hierro fundido, entenderás de lo que hablo. 😉

Espero que disfrutes mucho con esta receta de cordero guisado con azafrán.

¡A disfrutar! ¡Ñam, ñam!

Add to Favourites