Una compota es un postre o un componente de otros postres. Se prepara cociendo fruta en azúcar o, en el caso de los frutos rojos, en almíbar (hecho con agua y azúcar).

Una compota es algo delicioso.

Un botecito de compota en la nevera da mucho juego: como acompañante da un toque de distinción a los bizcochos, productos lácteos (yogur, queso fresco, requesón), etc.

¡Incluso una simple rebanada de pan con un poco de compota resulta ser un manjar!

Apuntes sobre la receta.

Con esta receta puedes hacer compota de frutos rojos que más te gusten.
Yo la voy hacer sólo con zarzamoras.

Lo frutos rojos son muy delicados y, a diferencia de manzanas o peras (con las que habitualmente se preparan las compotas), no hace falta cocerlos.

Con echarles por encima el almíbar hirviendo es suficiente. A mí me gusta dar a la compota un ligero tratamiento térmico pero, para conservar las vitaminas, la retiro del fuego antes de que rompa a hervir.

El zumo de limón, a parte de resaltar el sabor de los frutos rojos, es un conservante.

El tiempo de preparación de la compota no llega ni a 15 minutos.

Se conserva en la nevera 2-3 semanas sin problemas (a lo mejor incluso poco más de un mes, no puedo asegurarlo, siempre nos la comemos antes).

Ingredientes:

500 g de frutos rojos
150 g de azúcar
150 ml de agua
1 cucharada de zumo de limón

Sale un bote de 3/4L

Explicación paso a paso:

Lavamos y con papel de cocina secamos bien los frutos.

compota-frutos-rojos-1

En un cazuelita ponemos azúcar…

compota-frutos-rojos-2

…zumo de limón…

compota-frutos-rojos-3

…y agua. Ponemos a fuego y removemos de vez en cuando.

compota-frutos-rojos-4

En cuanto rompa a hervir añadimos los frutos.

compota-frutos-rojos-5

Removemos y, antes de que veas que quiere romper a hervir, la retiramos del fuego (empezará a aparecer espumilla).

compota-frutos-rojos-6

Enfriamos y la guardamos en un bote muy limpio aunque lo ideal es que esté esterilizado.

compota-frutos-rojos-7

Para esterilizar el bote y la tapa mételos en una olla con agua fría y cuenta 10-15 minutos desde que el agua rompa a hervir. En cuanto el agua se enfrié un poco sácalos. Colócalos boca abajo en un paño limpio. Antes de usarlos deja que se sequen por completo (no lo toques el interior con los dedos).

También puedes esterilizar el bote en microondas. Lávalo muy bien, añade 1 cm de agua y mételo durante 2-3 minutos en microondas a 700-800 W. La tapa sí que habrá que esterilizar en agua: unos 3 minutos desde que rompa a hervir.

¡Buen provecho!