El borsch rojo (también hay borsch verde) es el plato principal típico de la cocina ucraniana. Aunque también se consume en el resto de Europa de Este.

Hay decenas de recetas de borsch: en cada región, en cada familia, tienen su receta que… también varía según ¡la temporada! Por lo tanto, hablar de la receta original de borsch no tiene sentido alguno.

Casi todos los ingredientes se pueden cambiar, sustituirse u omitirse menos uno: la remolacha. La remolacha es el ingrediente principal y predominante de borsch.

Amigos, es una sopa de las más maravillosas, más rica y más saludable que existe. En casa nos encanta. Cuando la preparo, hasta nuestra perrita Anais Nin se pone nerviosa, deseando probarla. Y después de comerla anda todo el día con el hocico rojo… jajajaja.

Hoy os voy a enseñar a preparar la versión veraniega de borsch rojo que se me da de maravilla 😉

Apuntes sobre la receta de Borsch.

La base de borsch tiene que ser caldo de carne, con algo de carne. Yo he preparado caldo de pollo y he separado la carne de los huesos.

Si en vez de con caldo de carne, lo haces con caldo de verduras, o incluso con agua, en plan vegetariano, también te saldrá riquísimo.

Tanto la remolacha como la zanahoria y el repollo tienen que estar cortados en juliana y a mano. Es importante hacerlo así: tanto para el sabor, como para la estética.

También se pueden añadir: pimiento rojo, setas, champiñones, guisantes, judías blancas, nabos, etc. Lo único que hay que tener en cuenta es el tiempo de cocción del ingrediente que vas a añadir y añadirlo en el momento adecuado. Para que cuando termines de preparar borsch, todos los ingrediente estén al punto (ni pasados ni crudos).

Ingredientes para hacer Borsch:

1 cebolla mediana
150 g de zanahoria (1 zanahoria de tamaño normal)
500 g de remolacha fresca
2 tomates
1,5 cucharada de tomate concentrado
400-500 ml de agua
200 g de repollo
100 g de judías verdes
200 g de patatas (1 patata grande)
2 litros de caldo
1/2 cucharada de vinagre
1 diente de ajo
3-4 cucharaditas de azúcar
pimienta negra molida
sal
1 manojito de perejil y eneldo
aceite de girasol

Para servir necesitamos crème fraîche o yogur griego natural.

Borsch, paso a paso:

Cortamos en juliana zanahoria y remolacha.

Picamos finamente la cebolla y a fuego mediano la doramos.

borsch-13

Cuando la cebollita esté dorada, añadimos la zanahoria. Rehogamos durante 2 minutos.

borsch-12

Añadimos la remolacha y rehogamos otros 3 minutos.

borsch-11

Pelamos los tomates, los cortamos en cuadraditos y los añadimos a la sartén junto a la cucharada y media del tomate concentrado.

borsch-10

Removemos y añadimos 300 ml de agua.

borsch-9

Guisamos la remolacha durante unos 50-60 minutos o hasta que se vuelva blandita pero con cuerpo. No olvidamos de removerla. Si se nos queda seca, vamos añadiendo poco a poco más agua.

Mientras cortamos en juliana el repollo, en cuadraditos de 1 centímetro la patata y en trocitos de 2 centímetros las judías verdes.

La remolacha nos quedará así:

borsch-5

Ponemos en la olla el caldo junto con la carne y en cuanto rompa a hervir añadimos el repollo.

borsch-8

Cocemos 5 minutos y añadimos las patatas…

borsch-7

… y las judías.

borsch-6

Cocemos durante 10 minutos y añadimos la remolacha. Removemos, cocemos durante 5 minutos más y apagamos el fuego pero no movemos la olla.

Añadimos el ajo finamente picado, pimienta negra molida, el vinagre y 3 cucharaditas de azúcar. Removemos y probamos si hace falta más azúcar o tal vez un poco de sal.

borsch-4

Apagamos el fuego y cerramos la olla.

Pasados 5-10 minutos añadimos perejil y eneldo finamente picados.

borsch-3

¡A comer!

borsch
borsch

Servimos con crème fraîche y una buena rebanada de pan a ser posible de centeno (este pan lo hice 😉 )

¡Dios! ¡Viva la remolacha! Viva Borsch!